Alpina viste un BMW serie 7

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Alpina personaliza un BMW serie 7 dándole un toque muy deportivo pero manteniendo la exclusividad y el confort propios de la gran berlina germana. Os traemos al blog del lujo la obra cumbre de este preparador que cuenta con la garantía de BMW. Alpina ha trabajado en la personalización de habitáculo, carrocería y motor, para obtener un serie 7 como nunca antes lo habíamos visto.

IMG_3807_BMW_Alpina_B7_by_CLF

De su aspecto externo destacan los nuevos paragolpes delanteros y traseros más agresivos y deportivos. En su zaga se han instalado cuatro salidas de escape cromadas, similares a las de la serie M de la casa alemana y un spoiler coronando el maletero. Gracias a este nuevo kit de carrocería, Alpina, ha conseguido mejorar la carga aerodinámica en un 30% sobre el eje delantero y un 15% sobre el trasero. El Alpina B7 cuenta con unas enormes llantas de 21 pulgadas fabricadas en aleación de aluminio de diseño exclusivo.

Su interior cuenta con los complementos propios del programa oficial de personalización de BMW llamado BMW Individual. Podemos incluir en el modelo molduras lacadas o de madera nudosa pulida, el volante viene forrado en exclusivo cuero de Lavalina. La instrumentación incluye fondo de color azul y por todo el habitáculo se distribuyen distintos logotipos de Alpina.

IMG_3812_BMW_Alpina_B7_by_CLF

El equipamiento opcional del Alpina B7 es infinito, e incluye elementos propios tanto de BMW como de Alpina. El preparador puede instalar en el coche prácticamente cualquier cosa previo pago de su importe claro está. Lo difícil es pedir algo más de lo que ya trae de serie este lujoso y espectacular vehículo.

En cuanto al propulsor, Alpina, ha partido del motor de 4.400 cc y 8 cilindros en V que equipa al BMW 750i. Dicho motor entrega una potencia máxima de 407 CV. Los ingenieros del preparador han sustituido el sistema de alimentación de dicho motor por dos turbocompresores de generosas dimensiones y han mejorado la inyección. El resultado ha sido un incremento de potencia de 100 CV con un nuevo par máximo del motor que se sitúa en 700 Nm entre 3.000 y 4.750 vueltas.

IMG_3808_BMW_Alpina_B7_by_CLF

Todos estos caballos pasan a las ruedas traseras gracias a una caja de cambios automática tipo ZF, que ha sido rediseñada por Alpina para soportar el incremento de potencia y obtener unos cambios de velocidad más precisos y rápidos. Con este conjunto el B7 logra pasar de 0 a 100 Km. /h en 4,7 segundos y tiene la velocidad máxima autolimitada a 280 Km. /h.

La guinda la ponen una suspensión rebajada en altura (15 mm.) y unos impresionantes neumáticos de perfil bajo fabricados por Michelin con unas medidas de 245/35 delante y 285/30 en las ruedas traseras.

Imágenes sujetas a licencia CC

Por:
Etiquetas:
Categorías: Coches


0 Comentarios Enviar un comentario