Rolls Royce Phantom Drophead

Estamos ante uno de los cabrios más lujosos, exclusivos y grandes del mundo. Un vehículo que ronda los 3.000 Kg. de peso, mide casi seis metros y su precio ronda los 400.000 euros, casi nada.

0 comentarios
lunes, 11 mayo, 2009

Su fabricación artesanal y el empleo de los materiales de mejor calidad aseguran el exclusivo resultado final.

Su lujoso interior es una combinación de acero bruñido, madera y piel. El símbolo de la marca ha sido rediseñado informáticamente para que luzca mejor si cabe en lo alto de la nueva y más desenfadada parrilla frontal, sobre sus faros delanteros se han colocado luces laterales LED.

Rolls Royce Phamtom Drophead by f1photographynet

Su maletero de fácil acceso tiene una capacidad de 315 litros que se mantiene intacta al recoger su enorme capota fabricada en cinco capas y rematada en cachemira que otorga al Drophead de un aislamiento sonoro excepcional.

La entrada al vehículo se realiza a través de 4 puertas, dos delanteras de gran tamaño y cuyas bisagras están situadas en la parte trasera ofreciendo un sistema de apertura que recuerda a vehículos de otras épocas. Los asientos carecen de costuras y rebordes ofreciendo una superficie totalmente lisa y confortable.
Dispone de un sistema de audio con 15 altavoces, navegador, climatizador independiente y demás lujos imaginables.

La posición de conducción es alta para una mejor visibilidad, ya que su interminable morro complicaría mucho el poder ver la carretera.

Este Rolls monta un propulsor de 12 cilindros en V de 6,75 litros de alimentación atmosférica, inyección directa y distribución variable que entrega 460 CV de potencia.
Su V12 entrega el 75% de su potencia a las 1.000 revoluciones. Acoplada al motor va una caja de cambios automática y electrónica de seis velocidades ZF. Su velocidad máxima está limitada electrónicamente a los 240 Km. /h y pasa de 0 a 100 en seis segundos.
Su bastidor esta construido totalmente en aluminio, lo que reduce el peso y mejora la rigidez. Se mueve sobre uno neumáticos de 20 pulgadas de Michelin, los PAX, cuya principal virtud es que permiten rodar con las ruedas desinfladas unos 160 Km. a unos 80 Km. /h.

Gracias a su suspensión neumática y si fuese necesario, podemos alterar la altura del Drophead mediante un botón, recuperando está su altura natural cuando aceleramos a los 50 Km. /h.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *