Caterham Roadsport, para los nostálgicos

El coche que hoy os acercamos a este blog del lujo ha cumplido ya 50 años y su aspecto en la actualidad sigue siendo prácticamente el mismo que hace medio siglo. De estética retro, el Caterham, está pensado para aquellos conductores que quieran disfrutar de la carretera solos y sin grandes ayudas tecnológicas.

0 comentarios
jmpaniagua01
miércoles, 22 septiembre, 2010
caterham_by_exfordy

Los modelos que siguen saliendo de Surrey, Inglaterra, han sido evolucionados casi por completo. Su aspecto externo no ha cambiado pero desde la suspensiones hasta los materiales con los que se construyen las carrocerías, pasando por el motor, son de última generación. Hablamos de un coche cuya cifra de ventas anual no alcanza ni las 35 unidades.

https://www.youtube.com/watch?v=jo9C1PE6UIA&feature=related

El acceso a la gama Caterham es el modelo Roadsport 1.6 que monta un propulsor de 125 CV y por el que la firma pide unos 31.500 euros. El modelo estrella es el Roadsport 175, una versión animada por un motor Duratec de 2 litros y 175 CV cuyo precio arranca en los 38.000 euros. El tope de gama es el modelo CSR, más potente y amplio que sus hermanos, monta un propulsor Duratec de 2,3 litros de desplazamiento y 200 CV de potencia, el cual es muy probable que deje de fabricarse muy pronto. Su precio es superior a los 55.000 euros.

Para disfrutar al máximo de uno de estos coches lo ideal es hacerlo sólo, la razón es muy sencilla: ninguno de estos modelos apenas supera los 500 kilogramos, así que añadir más peso significaría sacrificar prestaciones. La relación peso/potencia del coche en vacío es de 3,28 kilos por CV.

En el salpicadero, fabricado en carbono, sólo hay los indicadores y mandos justos, nada de aire acondicionado, testigo de airbags, botón del control de estabilidad ni control de tracción. Carece de todo tipo de ayudas electrónicas ya que esto es lo que quieren sus clientes. Una conducción sin artificios, sin ayudas. Por no tener, no tiene ni dirección asistida.

Sin embargo, el fabricante también ha pensado en aquellos clientes que quieran disfrutar de uno de estos vehículos con algo más de confort y ha preparado una serie de extras que ayuden a la conducción como un diferencial autoblocante (1.278 euros), un cambio manual de seis velocidades en vez de cinco (3.670 euros), un kit de suspensión con brazos más anchos y muelles regulables (750 euros), un juego de llantas de 15 pulgadas en lugar de las habituales de 14 (1.050 euros), barra antivuelco (300 euros) o los asientos ajustables forrados en piel (640 euros). La rueda de repuesto (soporte especial en la zaga) cuesta otros 500 euros.

El Caterham Roadsport es un lobo con piel de cordero. Su escaso peso y gran potencia le permiten pasar de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos y marcar una velocidad máxima superior a los 220 km/h.

Imagen sujeta a licencia Cc de Exfordy

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *