Enterrado en un ataúd de oro macizo

De alucinante o esperpéntica podemos clasificar la siguiente historia. El pasado mes, en Australia, fue enterrado el jefe del crimen organizado de aquel país, Carl Williams, tras fallecer de un ataque cardíaco que le sobrevino cuando era atacado por otro preso con el manillar de una bicicleta estática. Este individuo se encontraba cumpliendo una triple cadena perpetua por otros tantos asesinatos.

0 comentarios
miércoles, 5 mayo, 2010
gold_oro_by_milena_mihaylova



Su familia, siguiendo sus últimas voluntades lo enterró dentro de un ataúd de oro macizo valorado en unos 34.000 euros y vestido con sus tejanos favoritos. El cuerpo fue despedido en la Iglesia de Santa Teresa (Essendon, Victoria) rodeado de sus compañeros mafiosos y de decenas de agentes de policía, según informó el diario australiano "The Herals Sun".

Entre los familiares y amigos destacó la presencia de su ex mujer y madre de su hija Dhakota, Roberta Williams, que apareció en una limusina Hummer blindada, y que no pudo contener su emoción al recordar la memoria de Williams mientras sonaban los acordes de la canción Simply the Best, de la cantante americana Tina Turner.

Una de sus hijastras también se acordó de él, contó la anécdota de como su padre le dio 500 dólares cuando se le calló su primer diente y confesó que en aquel momento estaba totalmente borracho.

La despedida del mafioso adoptó un extraño giro durante el entierro del ataúd, cuando las hermanas del fallecido ordenaron que el féretro fuera depositado "a la de una, a la de dos, dos y medio, tres. Después su hija arrojó a la tumba su muñeco favorito. Los restos mortales de Williams descansarán muy cerca de la tumba del conocido "ejecutor" del crimen organizado, "Benji" Veniamin.

Por si todo esto fuera poco, la ceremonia se vio alterada por la presencia de un imitador de una conocida matriarca del crimen australiano Judy Moran, cuyo marido e hijo fueron asesinados por orden de Williams. El imitador hizo acto de presencia acompañado de una enorme urna de cenizas transportada mediante un carrito. ¡Sin comentarios!

Imagen sujeta a licencia CC

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *