Turismo de experiencias

La situación económica y el desarrollo del sector turístico han traído consigo una nueva necesidad para los usuarios: añadir valor a cada momento del ocio. No es suficiente con conocer el destino sino lo que se va a hacer allí. No es suficiente con invertir el tiempo en algo si no se convierte en especial.

0 comentarios
marta fernandez
martes, 20 octubre, 2009
ferrari_disfrutalia



Con la intención de satisfacer sus necesidades nace Disfrutalia, una start-up española dispuesta a dinamizar el sector del entretenimiento y turismo experiencial. Podremos adquirir a través de este portal  todo tipo de propuestas para enriquecer el tiempo libre de las personas.

Disfrutalia nace con el objetivo de ayudar a las personas a explorar, descubrir, vivir, regalar y compartir un universo hasta ahora poco conocido: el de las experiencias sensoriales. Para ello, pone especial atención en identificar a personas y a empresas que cuentan con la capacidad de ofrecer una experiencia única. A partir de estas relaciones, trabaja para crear productos singulares capaces de impactar al individuo, desarrollar las experiencias apoyándose en un fuerte componente emocional, y promocionarlas para ponerlas al alcance de cualquier persona que quiera regalar y compartir una experiencia con su ser querido.

¿Qué ofrece Disfrutalia?

Disfrutalia quiere ser un soplo de aire fresco en un espacio cada vez más masificado y recuperar el sentido original de “experiencia” sobre el cual nacieron las primeras compañías experienciales.

En Disfrutalia, conducir un Ferrari se transforma en “experimentar la emoción de llevar un modelo antiguo y un último modelo de Ferrari, acompañado por un instructor que sabe explotar al máximo las sensaciones de conducir 30 años de la marca italiana”. Por su lado, saltar en paracaídas en tándem con un instructor se convierte en una experiencia Disfrutalia cuando el usuario logra “vivir de primera mano una de las descargas de adrenalina más intensas que existen al saltar solo tras un curso intensivo guiado por especialistas”. Finalmente, un simple masaje relajante se convierte en realmente memorable cuando se transforma, por ejemplo, en un “tratamiento ayurvédico exclusivo llevado a cabo por uno de los cinco mayores especialistas de dicha técnica en un SPA urbano tailandés”.

Las experiencias de Disfrutalia tienen dos categorias: unas de tipo racional y otras de carácter emocional. Así, los usuarios pueden encontrar la experiencia “Conduce la historia de Ferrari” por conceptos racionales como “coche”, “conducir” o “adrenalina” del mismo modo que por conceptos emocionales como “euforia”, “sofisticación” o “pasión”.

El fin del papel de regalo

Además, Disfrutalia entiende que las experiencias pueden ser compradas para autoconsumo o con el objetivo de sorprender a un tercero con un regalo de lo más especial. Como reivindación del regalo emocional, apuesta por el “envoltorio experiencial” como sustituto del “envoltorio tradicional”, presentándose así como una alternativa más personal a la gran multitud de propuestas del estilo “caja regalo” que durante los últimos tiempos han salido al mercado. De esta forma, cada cliente de Disfrutalia podrá recibir de forma opcional y durante el proceso de compra, distintas sugerencias para dar forma física a su regalo-experiencia, convirtiendo cada regalo en una experiencia para quien regala y quien lo recibe.

Imagen: Disfrutalia

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *