El hotel más lujoso del mundo

Desde nuestro blog de lujo visitaremos el sur de Dubai donde se eleva majestuoso el Hotel Burj al Arab de 321 metros de alto y con una original forma de vela.

0 comentarios
jmpaniagua01
jueves, 4 junio, 2009
burj_al-arab_hotel_vista_by_dlisbona

Ganador de diversos premios, incluido, el de mejor hotel del mundo en el año 1999, fue construido sobre su propia isla artificial. Dispone de helipuerto en una de sus plantas y para las paredes y suelo de su recepción se eligió el espectacular mármol de Statutario, así como 28.000 luces y más de 8.000 metros cuadardos de hojas de oro.

lobby_of_burj_al-arab_hotel_by_dlisbona

Este hotel propiedad del jeque de Dubai, poseedor de una de las fortunas más grandes del mundo, está catalogado como un "7 estrellas" y en el se unen las tradiciones árabes, la hospitalidad más exquisita y el lujo más extraordinario. Pasar una semana en este hotel puede suponer un gasto de 7.000 euros .

El Burj al Arab dispone de 202 habitaciones suites de lujo totalmente equipadas, con un servicio personalizado para cada usuario, recepciones privadas en cada planta y un servicio de mayordomos. Las habitaciones cuentan con cama giratoria, televisión de plasma y disponen de un ordenador portátil con conexión a internet. El hotel distingue a las suites según precio y comodidades de las que dispongan en: 142 habitaciones de lujo, 18 suites panorámicas, 4 suites Club, 28 suites dobles, 6 suites con tres camas, 2 presidenciales y 2 suites reales del tamaño de un apartamento de 800 metros cuadrados en las que se puede encontrar jacuzzi, sala de cine privada, 27 líneas de teléfono y ascensor privado.

18thswimimngpool_burj_al-arab_by_dlisbona

La variedad gastronómica está asegurada gracias a los siete impresionantes restaurantes de los que dispone el hotel. Entre ellos, cabe destacar, el Al Mahara, un restaurante submarino donde podras degustar los diferentes platos rodeado de tiburones, corales y de más especies marinas que se dan cita en él para disfrute de los clientes. Otra opción es cenar en el restaurante que parece estar suspendido en el aire y recibir las diferentes sorpresas que te aguardan si esta es tu elección. Abstenerse los que sufran de vértigo.

Imagenes

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *