Los bombones más caros del mundo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La chocolatería libanesa Patchi, una de las más empresas prestigiosas y famosas del mundo, es la creadora de la caja de bombones más cara del mundo.

Chocolate

Este delicioso y especial producto fue vendido en la tienda británica Harrod’s , por la espectacular suma de 10.000 dólares. El afortunado y adinerado comprador no tardó en llegar.

El packing de la caja está especialmente diseñado. Dentro de la misma, usted encontrara 49 bombones, cubiertos manualmente en terciopelo. La decoración está engalanada con finas flores de oro de 24 quilates, terminadas con cristales de swarovski o con rosas de seda artesanales.  Dentro, además, hay espacio para la romántica dedicatoria que un obsequio de estas características merece. En el armado, trabajaron media docena de personas; en total la tarea les llevó alrededor de unas 80 horas de trabajo.

Todos los bombones de esta genial caja son de un único y delicioso sabor a chocolate con leche y almendras tostadas, de una excelente calidad.

Este producto tuvo una edición tan limitada, como exclusiva, ya que sólo se hizo una caja, que fue exhibida y protegida por un cristal blindado, hasta que el dichoso comprador logró llevarse esta codiciada mercadería.

La empresa no planea preparar más pedidos exclusivos hasta 2010, cuando sorprenderá con otra suntuosa creación. El lujo es la marca de una empresa cuyo éxito radica en combinar la calidad del chocolate con su presentación. De ahí que el cristal, la plata, la piel, la seda y la madera se cuenten entre los materiales que albergan sus dulces creaciones”, según se publica en Elmundo.es en una nota realizada al dueño y creador de Patchi, Nizar Chocair.

Si usted pensaba deleitarse o impresionar a su enamorada con un exquisito obsequio como éste, tendrá que esperar un año más, hasta que la empresa, originaria del Líbano, vuelva a relanzar este producto o uno de similares características.

Imagen

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Artículos


0 Comentarios Enviar un comentario